¿Qué es y para qué sirve la ropa de compresión?

Ideal parar quienes necesitan ayuda para autorregularse. Las remeras, calzas y ropa de cama de compresión llegaron para quedarse y están entre los productos más pedidos de nuestra tienda online.

Pensadas para chicos que necesitan ayuda para autorregularse, en Zona de Sentidos contamos desde hace tiempo con prendas de compresión que confeccionamos en talles infantiles. Últimamente, recibimos muchas consultas sobre estos productos y también, hermosos mensajes de mamás y papás felices de ver buenos resultados en sus hijos.

¿Para qué sirve la ropa de compresión?

La ropa de compresión es una ayuda para quienes necesitan autorregularse, como puede ser el caso de personas con autismo, TGD o dificultades sensoriales, entre otros. Permite a quien la usa obtener la información que su sistema sensorial requiere para enfocarse y completar sus tareas cotidianas.

¿Qué es la ropa de compresión? ¿Qué modelos hay disponibles?

Llamamos ropa o prendas de compresión a prendas ajustadas, que suelen usarse debajo de la ropa habitual y fueron especialmente confeccionadas para tal fin. En nuestra tienda online, podrás encontrar las que desarrollamos especialmente para niños: remeras de manga corta, remeras de manga larga y calzas cortas.

  • Todas estas prendas están hechas en tela flexible, cómoda y respirable porque transporta la humedad hacia el exterior manteniendo la piel seca y fresca.
  • Tenemos talles para chicos de 2 a 15 años, aunque el ajuste depende de la contextura de cada uno, por lo cual aconsejamos verificar las medidas en el cuadro de talles de nuestra web.

 

 

Además, contamos con las sábanas de compresión, que son como una funda de almohada gigante que se coloca sobre el
colchón (1 plaza) y le brinda un abrazo relajante a los niños que necesitan una presión adicional para alcanzar el sueño. Se recomienda su uso para mayores de 5 años (¡nunca para bebés o niños pequeños!), bajo la supervisión de un adulto.


 

Las familias dicen…

En general, mamás y papás de niños que usan nuestras prendas de compresión nos escriben contando que los chicos lograron mayor percepción de su cuerpo, están más tranquilos, más regulados y conectados. También que logran dormir mejor y no despertarse de noche.

Para saber un poco más, hablamos con Soledad, que nos contó cómo va a su hijo, Ezequiel (7) con las remeras de compresión.

Ezequiel empezó a usar la remera de compresión por sugerencia de su TO, durante las sesiones, y le fue tan bien que hicieron la prueba también en el cole, en el cierre de salita de 5, que su mamá intuía iba a ser un día de muchas emociones. El resultado fue buenísimo y “la remera blanca” como le dice Eze, se volvió parte de su rutina escolar; la usa debajo de la remera del uniforme.

Se quiere poner la remera incluso cuando hace calor. Evidentemente, le hace muy bien. Lo regula y lo deja tranquilo”, reflexiona Soledad. “Si a veces no sabe cómo controlar la emoción o está muy exaltado, lo contiene y se siente más seguro, puede actuar sin exabruptos”, añadió.

 

Además, recibimos mensajes de familias que nos aportaron su experiencia de uso.

 

Está más tranquila y salta menos. Tiene mayor conciencia de su cuerpo y disminuyó su búsqueda de apoyo, como recostarse sobre algo o alguien”, nos contó Paula, Mama De Josefina.

 

Lo vemos más regulado y organizado, sobre todo en el colegio. En las noches, duerme más tranquilo y no se despierta tanto”, nos dijo Claudia, mamá de Franco.

 

Esta y otras experiencias que nos refieren las familias nos ponen felices y llenan de energía para seguir ofreciendo estos productos que hacen bien. Si querés saber más sobre nuestras prendas de compresión, ingresá a nuestra tienda online y encontrá detalles de cada producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *