diciembre 1, 2022
InicioProfesionales en AcciónCuando la evolución llega de la mano de la familia

Cuando la evolución llega de la mano de la familia

Malena Bonati Zavallo es terapista ocupacional y atiende a V desde que tenía 3 años. Hoy nos cuenta cómo fue su camino en estos tres años de tratamiento y cómo influyó el compromiso de sus papás y la familia extendida.

Soy terapista ocupacional y atiendo niños y niñas en mi consultorio. Si bien me gusta mucho la clínica, también disfruto el acompañamiento a las familias en sesiones de orientación.

Hoy elegí contarles la historia de V, que es también la historia del compromiso de su familia con el tratamiento.

Lo conocí cuando tenía 3 años, cuando su mamá y papá consultaron porque observaban desafíos en la alimentación. En ese momento, V estaba en tratamiento de fonoaudiología y hacía terapia ocupacional con otra profesional.

¿Qué los motivaba a buscar un cambio de TO? Buscaban estrategias para llevar a casa, algo que no estaban recibiendo en ese momento. ¡Querían ser parte activa del proceso!

Por ese entonces, V aún no tenía diagnóstico. Estaba en proceso de evaluación y, al tiempo, les dieron el diagnóstico de TEA.

Un paso a la vez

El primer paso de tratamiento fue entonces conocer a V y a su familia que, desde el principio, se mostró comprometida. Y sobre todo con ganas de aprender: de saber para poder ayudar.

Cuando los conocí, les expliqué que antes de abordar los desafíos en alimentación que los habían traído a la consulta, teníamos que encarar otros desafíos: desafíos fundantes a trabajar antes de comenzar con la alimentación.

V respiraba mal producto de las amígdalas y eso hacía que no descansara bien. Al tiempo lo operaron y eso fue un gran cambio positivo.

Otra cuestión que observé fue que a V le costaban las experiencias nuevas y que la comida era una de las que más lo desafiaba. Entonces deberíamos trabajar motricidad gruesa y fina, y recién después podríamos hacer el abordaje en alimentación.

Así, a medida que V fue conquistando los objetivos con relación a lo motor, fue aceptando nuevos alimentos. Tanto es así que, hoy en día, presenta una alimentación variada.

Camino hacia una alimentación variada

Una de las sugerencias que le di a la familia de V fue siempre seguir ofreciéndole alimentos, ya que había cosas que ya no le ofrecían porque pensaban que no las iba a querer. También trabajamos en la importancia de que compartiera la mesa con la familia, que comieran juntos e incluso que fueran a comprar los ingredientes y cocinaran juntos, aunque fuera algo que él no comería.

De a poco, V fue aceptando nuevos alimentos en su plato junto a lo que sí le gustaba, aunque no los probase. Un día aceptó acercarlos a su boca, olerlos, chuparlos y probar un mini pedacito. Y así, sin prisa, pero sin pausa fue incorporando nuevos alimentos a su dieta. Otra de las sugerencias fue jugar a darle de comer a sus muñecos, tanto con comida de verdad como de juguete.

Claro que seguimos teniendo desafíos por delante y estamos trabajando para sortearlos. El principal sigue siendo poder ayudarlo en las dificultades motoras que aún están. V presenta desafíos en sus praxias, que hacen que a veces sea más rígido y se frustre.

Por mi parte, el gran desafío es poder, justamente, seguir entendiendo cuáles son los de V, para que pueda seguir venciéndolos sesión a sesión.

Una gran familia alrededor

Me gusta contarles el caso de V porque observo una evolución día a día. Lo destacable es que no es un progreso que se dé solamente por el trabajo profesional en las sesiones. V muestra un avance que se debe también al acompañamiento que la familia hace del niño. Y no se trata solamente del acompañamiento de su mamá y su papá sino que incluye también a la familia extendida, a las tías y a las abuelas.

Por eso, hoy quise hablarles de este niño y sus seres queridos. Porque es un claro ejemplo de que, cuando la familia comprende cuáles son los desafíos de su hijo o hija, puede entonces ayudar.

Cuando la familia está comprometida, el cambio es abismal y los objetivos, paso a paso, se van cumpliendo.

Gracias por invitarme a compartir mi experiencia.

Malena Bonati Zavallo

Terapista ocupacional, doula y consejera en lactancia

Mail: malebonati@gmail.com

IG: @malebonati

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí